ACAPULCO, Gro., 16 de diciembre de 2019.- Calandrieros del puerto pidieron a las autoridades que los dejen toda la temporada invernal y hasta Semana Santa, para recuperarse económicamente y después ver una alternativa para sustituir estos vehículos tradicionales.

Este lunes, los calandrieros asistieron al Consejo Estatal de Bienestar Animal y se reunieron con el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Arturo Álvarez Angli.

En declaraciones antes de la junta, el calandriero José Luis Silva Chávez dijo que el proyecto de cuatrimoto no funcionó, ya que en tres días sólo tuvo una ganancia de 300 pesos y un gasto de 200 pesos en gasolina.

Informó que son 57 calandrieros y 300 familias que se verían afectadas por la salida de las calandrias, y aseguró que no todos los caballos que tiran de estas carrozas están en mal estado.

Durante la reunión, Arturo Álvarez les dijo que la cuatrimoto que estuvo circulando unos días sobre la avenida Costera no tuvo ningún desperfecto como se llegó a comentar, y les recordó que tras la entrada en vigor de la disposición oficial, el gobierno no está obligado a darles alternativas para cambiar los vehículos.

El calandriero Orlando Gallegos Guadarrama sostuvo que la prueba de la cuatrimoto no funcionó porque los turistas despreciaron el proyecto y preferían subirse a calandrias jaladas por caballos; además argumentó que el vehículo motorizado contamina el ambiente.

Agregó que ningún gobierno ha apoyado a los calandrieros y reiteró que eliminar esta tradición afectaría la llegada de turistas. “Si nos truncan ahorita la temporada, no sé qué vayamos a hacer pero no estamos de acuerdo”, expresó.

Álvarez Angli informó que entre las opciones que hay para sustituir a los caballos está lanzar en enero un concurso con las universidades de ingeniería, para diseñar un vehículo eléctrico, del cual se tendría patente y licencia propia.