OMETEPEC, Gro., 13 de febrero de 2019.- El delegado de Gobierno en la región Costa Chica, Óscar Velasco Ambrosio informó que este miércoles maestros, administrativos y unos 900 alumnos reanudaron clases en la secundaria Cuauhtémoc, donde hace más de 15 días 26 alumnos resultaron intoxicados, de los cuales cinco dieron positivo en cocaína.

Confirmó que este miércoles cuando se llevaba a cabo el acto cívico, tres alumnos sufrieron algunos malestares, pero por otras situaciones. “Fueron atendidos por los doctores que se encontraban ahí en la escuela y fue básicamente que no habían desayunado los niños, que se encuentran ya en sus hogares completamente bien”, expresó.

En cambio, detalló que los menores que dieron positivo en cocaína son atendidos de manera personalizada por profesionistas de la Secretaria de Salud. Además, explicó que policías estatales y municipales aumentaron las tareas de prevención y restringieron la entrada a personas extrañas al centro educativo.

“La psicóloga va a entrar en contacto directo con los niños que salieron afectados de la intoxicación para poderles brindar un apoyo psicológico y si es necesario se dispondrá también de un psiquiatra para ayudar a padres de familia y maestros que hoy se encuentren en altos grados de tensión o estrés”, abundó.

Mencionó que el presidente municipal Efrén Adame Montalván anunció que va a instalar cámaras de videovigilancia y está en reparación el alumbrado público en los alrededores de la secundaria.

El director del plantel Víctor Luis Ibarra Fuentes estuvo ausente porque se encuentra internado en el hospital por problemas de salud.

Sin embargo, en un recorrido se constató que policías preventivos vigilan la puerta principal y por instrucciones del alcalde, trabajadores de Protección Civil estarán de manera permanente en el plantel hasta que pase la contingencia.

Versiones oficiales señalaron que hay dos carpetas de investigación en la Fiscalía por el caso de los adolescentes intoxicados; el martes un hombre fue detenido por la Policía Ministerial por estar vinculado directamente con los alumnos que presuntamente introdujeron droga en la secundaria.