CHILPANCINGO, Gro., 25 de febrero de 2019.- El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Guerrero, Manuel Antonio Rojas Cerros, admitió que existe inquietud por la falta de claridad en los programas de inversión y reducción del presupuesto de obras para este año.

Este lunes, los integrantes de la CMIC tuvieron de invitado al secretario de Desarrollo Social (Sedesol) Guerrero, Mario Moreno Arcos, a quien plantearon su preocupación sobre si el gobierno federal invertirá en obras, pues con esa dependencia se desarrolló el programa Un Cuarto Más y este año desconocen si se llevará a cabo.

Al tomar la palabra, Moreno Arcos anunció que la dependencia que representa todavía no sabe si la federación invertirá en ese programa en Guerrero y de siete mil 800 cuartos que se construyeron en hogares donde había hacinamiento el año pasado, solo se tienen seguros tres mil 500, correspondientes a la aportación que hará el gobierno del estado.

Admitió que también es un tema que le inquieta, sin embargo, ha empezado a tocar puertas para que haya coparticipación y se puedan bajar recursos mediante la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

“(La reducción de beneficiarios) es definitivo, no vemos disposición del gobierno federal para inyectarle recursos, ellos traen sus propios programas, sus propios proyectos y no está considerado el tema de un cuarto más”, agregó en entrevista posterior.

Ante los integrantes de la CMIC, el secretario afirmó que la mayoría de las obras serán para ellos, pues el gobernador, Héctor Astudillo Fores, tiene el compromiso y desde la Sedesol se hará lo que se pueda.

Asimismo, anunció que se harán obras de electrificación para disminuir el desfase que tiene Guerrero y que lo ubica en el sitio 30 nacional de acuerdo con los indicadores del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), al contar con 97 por ciento de hogares iluminados.

Dijo que actualmente se cuenta con 20 millones de pesos con los que se proyecta iluminar al menos mil hogares, de los cuales 50 por ciento pertenecen a La Montaña; agreró que están en revisión 900 comunidades de 17 municipios de la Costa Chica y Montaña de las que ya se cuentan los proyectos, para los que se necesitarían 700 millones de pesos.

Moreno Arcos consideró que hay manera de bajar recursos para avanzar en la electrificación de Guerrero como el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (Fide), la Secretaría de Energía, o la propia Comisión Federal de Electricidad (CFE) que, informó, ha ofrecido poner lo necesario para iluminar aquello que esté a cinco kilómetros del último poste.