CIUDAD DE MÉXICO, 23 de enero de 2018.- Luego de que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) atrajo la investigación de la Fiscalía General de Chihuahua por los presuntos desvíos de 250 millones de pesos de los recursos públicos para las campañas del PRI en 2016, el vocero de la Gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández, aseguró que la Presidencia observa esto con absoluto respeto a la autonomía del organismo de la Procuraduría General de la República (PGR).

En escueta respuesta, el Vocero de la Presidencia señaló que la Fepade actúa en un marco jurídico que le da el contexto de libertad y obligaciones claras para llevar a cabo sus funciones.

Por ello, afirmó que la Presidencia de la República respeta la autonomía e independencia de lo que la ley le establece a la Fiscalía Especializada para atender los asuntos que le corresponden.

Mientras tanto, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, reprobó esta acción del órgano de la PGR y a través de su cuenta institucional de Twitter indicó: “Lo que debería hacer la @FEPADE_Mex es abrir una carpeta de investigación sobre el delito electoral, y llegar ahí hasta las últimas consecuencias.”

“¿Con qué fundamento quieren atraer un proceso ya judicializado por el delito de peculado agravado?”, sentenció sobre la investigación que inició hace un año contra el gobierno de César Duarte, y donde ya hay personas procesadas.

Sigue la nota aquí.