ACAPULCO, Gro., 28 de enero de 2019.- Pescadores de la playa Manzanillo y prestadores de servicios turísticos de diversas cooperativas del puerto protestan afuera de la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en el Palacio Federal, en inconformidad por el desalojo, enmallado y la colocación de sellos de clausura del astillero de dicha playa.

Desde las 9:00 de la mañana llegaron unas 150 personas, entre pescadores, trabajadores de astilleros, dueños de embarcaciones menores e integrantes de cooperativas, quienes esperan ser atendidos por el delegado federal.

En entrevista, el trabajador del astillero Alberto Lara de los Santos indicó que ya habían acordado con el gobernador Héctor Astudillo Flores y demás dependencias federales y estatales hacer limpieza en la playa, de donde ya retiraron 80 embarcaciones y sacaron 300 toneladas de basura, con el fin de que los dejen permanecer en ella, pues en la última reunión todavía no decidían dónde colocar el taller.

“Es rara la acción que ha tomado la Profepa, nos comentan que ese operativo es para revisar el expediente que tenemos, pero ya acordamos con el gobernador que se iba a buscar un lugar alternativo para ver dónde podíamos colocar un taller, porque ya vieron que es importantísimo un taller para arreglar las embarcaciones, nos propuso ordenarnos, por eso ya hemos retirado las embarcaciones y parte de la playa está limpia”, comentó, y calificó como un abuso que los marinos les sacaran su material y equipo que utilizan para arreglar embarcaciones.

Hasta el momento ninguna autoridad de la Profepa ha salido a dialogar con los pescadores y prestadores de servicios turísticos.