Evodio es responsable del viaje a Europa de los ediles

Pareciera que sólo los regidores fueran culpables de su frívola decisión de aceptarle un viaje a Europa al alcalde de Acapulco Evodio Velázquez Aguirre, pero no es así.

Quien presentó el acuerdo al Cabildo mediante el secretario general del Ayuntamiento, es el presidente municipal, y lo hizo a sabiendas de que los regidores serían vapuleados.

Les dio, como se dice en política: el beso del diablo. Y ellos felices de hacer maletas y cruzar el charco en avión, sin importarles lo que los acapulqueños opinen de ellos.

Seguro hasta besaron la mano de quien les puso la trampa para exhibirlos como frívolos, abusadores del presupuesto y poco pensantes, en aras de reflejarse a sí mismo como el personaje austero que los acapulqueños saben bien que no es.

Esa es la realidad. Ninguno de los regidores o el síndico Illich Lozano Herrera han buscado dar la cara para explicar a los ciudadanos su decisión de realizar el periplo en medio de aumentos en los precios

Hasta el momento, se sabe que sólo dos de los diez ediles autorizados para viajar a España entraron en razón y declinaron faltarle al respeto a los acapulqueños que claman por agua potable, alumbrado y obras públicas.

La regidora por Movimiento Ciudadano, María Antonieta Guzmán Visairo y el panista Ulises Manrique Dorantes, decidieron no abordar el avión.

El síndico Illich Lozano Herrera, los regidores Amílcar García Estrada, Alejandra Solorio Almazán, del PRD; Emma Reyes Hernández y Linda Karina Ríos Radilla, del PRI; Marbelia Salas Flores, del PAN; Alma Francisca Juárez Altamirano del PT y Julián Enrique Granados Morga del PVEM, ya están en España. ¡Olé!