CHILPANCINGO, Gro., 29 de enero de 2019.- El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) Javier Saldaña Almazán rechazó que exista una red de trata de personas tras la detención de un trabajador, vinculado a proceso por corrupción de menores y lenocinio.

En entrevista en el Congreso, el rector indicó que hay certeza de que no existen casos similares, además de que se refirió a Lorenzo N como “una persona muy ermitaña” y dijo, al ser increpado con que es trabajador, que cualquiera puede cometer un delito, pero bajo su propia responsabilidad.

Explicó que una vez que reinicien las clases, en las facultades se aplicarán preguntas dirigidas a estudiantes de manera anónima, lo cual ya se diseña, para que mediante estas digan si hay algún trabajador que pueda estar cometiendo algún delito.

Con respecto al riesgo de que por venganza los alumnos pudieran hablar mal de un profesor, el rector admitió que es posible por lo cual remarcó que los maestros deben ser buenos para que los alumnos hablen y se expresen bien de ellos.

Por otro lado, en cuanto a la protesta desarrollada por aspirantes a ingresar a la Unidad Académica de Medicina, Saldaña Almazán aseguró que se les darán sus hojas de calificaciones y subrayó que si en un área de la Uagro hay transparencia, es en la selección de los alumnos de medicina.

Abundó que nadie reprueba el examen de Ceneval, sin embargo al existir límites se elige a los de mayor puntaje para que ingresen, y este año habrá sólo cinco espacios, entre los que se tomará en cuenta a los grupos vulnerables como la comunidad indígena y afrodescendientes.  

El rector consideró que hay mucha demanda en algunas carreras por lo que los aspirantes deben buscar otras, pues el año pasado quedaron libres 700 espacios en distintas unidades académicas.