ACAPULCO, Gro. 20 de febrero de 2019.- Ciudadanos consideraron que la clausura de 11 gaseras por parte del gobierno municipal les “dio en la madre”, ya que ahora deben trasladarse hasta Paso Texca para llenar sus tanques, lo que representa un gasto extra por el pago de gasolina, además de que sospechan que no les venden la cantidad correcta.

Durante un recorrido por Quadratín Guerrero, se constató que en la gasera Hidrogas Acapulco hay largas filas de personas que esperan a llenar sus tanques.

Los habitantes porteños calificaron como un grave error el cierre de los establecimientos y señalaron que lo primero que debió hacer el gobierno de la alcaldesa Adela Román Ocampo fue dar un plazo para que las gaseras se regularizaran, y de no hacerlo, entonces aplicar las sanciones correspondientes. También reprobaron que no dieran un aviso previo a los ciudadanos para prevenirse.

Además consideraron que la gasera está haciendo “su agosto” y no venden completo el gas, ya que no les permiten entrar a sus instalaciones, por lo que una camioneta sale a recoger los tanques, los ingresa, los rellena y regresa a entregarlos.

En el recorrido se observó a varios inconformes discutiendo con los trabajadores, a quienes pedían entrar para pesar ellos mismos el tanque y así verificar que tuviera el peso comprado.

El vecino de la colonia Las Cruces, Roberto Flores, quien tiene tiene una cooperativa en una escuela, comentó que compraba entre 200 y 300 pesos de gas, lo que le duraba una o dos semanas, pero ahora gasta hasta 600 pesos por la gasolina para el traslado, además de que pierden mucho tiempo esperando.