ACAPLUCO, Gro., 4 de abril de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores fue recibido por los pobladores de Tres Palos, localidad de Acapulco, donde junto al secretario de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Juan José Castro Justo concluyeron la entrega de apoyos a más de 2 mil 900 productores de Acapulco, que se beneficiaron con el Seguro Agrícola Catastrófico, ciclo Primavera- Verano 2018.

De acuerdo con un boletín, el gobernador indicó: “Me interesa mucho que este tema del seguro catastrófico llegue”, remarcando que esta ayuda es esencial para las familias, refrendando su compromiso y apoyo al sector productivo de Guerrero; detallándose que Acapulco se beneficiaron con este rubro, 35 localidades donde sus habitantes que sufrieron pérdidas en sus cultivos por fenómenos meteorológicos, siendo este año perjudicada un área de producción de 2 mil 408 hectáreas.

Por su parte, Juan José Castro Justo, titular de Sagadegro, confirmó que en todo el Estado se han entregado más de 50 mdp; también refirió que en una primera etapa, se hizo el pago a mil 430 productores de 20 localidades, mientras que en esta segunda entrega fueron beneficiado mil 552 productores de 15 poblaciones, haciendo énfasis un total de 3 millones 612 mil pesos. “Esto es la muestra que este beneficio llega a los productores, y que el gobernador está muy interesado que pueda entregar personalmente y que él personalmente atestigüe la entrega “.

Asimismo, dijo que actualmente SAGADEGRO se encuentra haciendo el trámite del Seguro Agrícola Catastrófico para asegurar el patrimonio de miles de productores por el año 2019. Hecho que se realiza por cuarto año consecutivo, dando seguimiento a la instrucción del mandatario estatal de apoyar a los campesinos y sus familias, en caso de sufrir pérdidas por fenómeno natural.

“Desde que usted llega a la gubernatura nuestra situación ha cambiado”, refirió Julián Delgado García, beneficiario originario de Cruces de Cacahuatepec, expresando su agradecimiento al trabajo y esfuerzo del mandatario guerrerense para apoyar a los productores del campo guerrerense.