ACAPULCO, Gro., 24 de mayo de 2018.- El abanderado del PRI a la alcaldía del puerto, Ricardo Taja Ramírez, pidió al de Por Guerrero al Frente, Joaquín Badillo Escamilla, a que se serene con sus declaraciones, luego de que el miércoles lo llamara el candidato de la delincuencia y pidiera a la PGR que le practique un examen toxicológico.

“La inteligencia se mide de la cabeza al cielo, la gente y la sociedad ya tienen juzgados a los políticos”, dijo el priísta.

Entrevistado después de un recorrido por las colonias Sinaí, Jacarandas y Unidos por Guerrero, en la periferia de Acapulco, Ricardo Taja dijo que si los candidatos de otros partidos hablan mal de él es porque “están abajo de las encuestas y no estarán nunca arriba”, así como afirmó el miércoles el presidente estatal del PRI, Heriberto Huicochea Vázquez.

El candidato del PRI y Partido Verde se comprometió con todos los ciudadanos que acudieron al recorrido, así como a los que saludó tanto en sus negocios como en sus casas, a mejorar la seguridad, los servicios de agua potable y drenaje, y el sector salud, además de una mayor inversión en turismo, educación y fomento al deporte.

“Estoy preocupado por sacar adelante a Acapulco, siempre positivo y los que quieran pelear, allá se quedarán, yo estaré concentrado en hacer propuestas ante una descalificación, una propuesta, Acapulco tiene que ser gobernado por gente con experiencia”, sentenció.