MORELIA, Mich., 31 de enero de 2019.- Como un delito y un pecado calificó el presidente Andrés Manuel López Obrador la retención de salarios a los trabajadores, al tiempo que celebró la decisión de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de liberar las vías del tren.

Durante su rueda de prensa mañanera, el titular del Ejecutivo federal, se refirió a la información que este jueves trascendió en el sentido de que el magisterio levantaría su protesta luego de consultar a las bases.

López Obrador indicó que la Federación siempre estará del lado de las organizaciones y que éstas tendrán las puertas abiertas, “sobre todo cuando se trate de demandas justas, como el no recibir su pago a tiempo”.

En este tenor, comentó que además de ser un delito consignado en la Constitución, es un pecado que se ilustra en biblia, en el Antiguo Testamento.

Más información en Quadratín Michoacán.