CHILPANCINGO, Gro., 14 de julio de 2020.- Dos funcionarios de la Secretaría de Gobierno de Guerrero  permanecen retenidos por indígenas nahuas de 16 comunidades de Chilapa, en el bloqueo de la carretera a José Joaquín de Herrera.

Con la retención de los funcionarios, los habitantes presionan para que efectivos de seguridad replieguen a integrantes del grupo armado Por la Paz y la Justicia de la comunidad de Tula y del crucero del Jagüey.

Los retenidos son  Jorge Miranda Huesca, encargado de la Dirección de Gobernación estatal y Silvestre Campos Otilio, funcionario de la Secretaría de Gobierno, quienes acudieron al bloqueo a la 1 de la tarde para entablar un diálogo con los inconformes.

No obstante, los pobladores rechazaron dialogar con ellos y demandan la presencia de autoridades federales y estatales de alto nivel.

Los dos funcionarios permanecen retenidos en la comunidad de Xicotlán, municipio de Chilapa, donde más de 500 indígenas nahuas mantienen bloqueada la carretera desde el lunes.

De acuerdo con David Sánchez Luna de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Pueblos Fundadores (CRAC-PF), los habitantes acordaron extender su protestas y cerraron los accesos que conducen a las comunidades Colotepec, San Jerónimo Palantla y Hierba Santa.

La demanda de los pobladores es que el Ejército y la Guardia Nacional se queden en la zona, hagan recorridos de manera constante y replieguen al grupo armado por la Paz y Justicia, a quien se le vincula con el grupo delictivo Los Ardillos.

Esta acción forma parte de las 29 peticiones que la CRAC-PF pidió en enero de este año, después del asesinato de 10 músicos de la comunidad de Alcozacán.

De acuerdo con autoridades locales de Chilapa, el bloqueo que mantienen los pobladores indígenas ha perjudicado a más de 17 mil personas  que están incomunicadas, porque se afecta el tránsito vehicular a Chilapa, José Joaquín de Herrera y Chilpancingo.