ACAPULCO, Gro., 7 de septiembre de 2020.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador dijo que su gobierno busca mediar entre mantener las fuentes de empleo, proteger el medio ambiente y cuidar a las comunidades desplazadas por la minería en el país.

Durante la conferencia matutina de este lunes, López Obrador dijo que se busca  “conciliar”, ante el conflicto entre habitantes de Carrizalillo y representantes de la empresa canadiense Equinox Gold, tras el bloqueo en los accesos a la mina ubicada entre los municipios de Eduardo Neri y Leonardo Bravo.

El conflicto se generó luego de la disolución de la Subsecretaría de Minería de la Secretaría de Economía, ante el recorte presupuestal.

“Estamos en eso, buscando conciliar entre los habitantes de las regiones mineras, los trabajadores, los sindicatos y las empresas”, expresó López Obrador a la pregunta de cómo afrontará su gobierno añejos conflictos como el de esa mina.

“Es un problema heredado”, insistió y recordó que durante 30 años de gobiernos neoliberales fue “entregado el 60 por ciento del territorio para la explotación minera (…) La gente ni se enteró de que lo que estaba debajo de sus tierras, había sido concesionado, yo creo de que todavía ni saben. Todavía hay problemas que heredamos de confrontación en minas”.

Mencionó las diferencias en la histórica mina de Cananea y el conflicto en Taxco.

“En estas minas de Guerrero estamos conciliando, buscando acuerdos en todos lados; en Sonora, Chihuahua, Durango, en Guerrero, inclusive Oaxaca, en todos lados, buscando acuerdos, equilibrando, porque tenemos que proteger el ambiente, a la población y tenemos que procurar tener fuentes de empleo, cómo conciliar todos estos factores, desde luego, lo más importante es la salud del pueblo, pero hay prácticas que pueden utilizarse para no dañar el medio ambiente y dar atención a la población afectada”, expresó.