ACAPULCO, Gro., 7 de abril de 2019.- La Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero reiteró que la atención a los pacientes con insuficiencia renal que requieren tratamiento de hemodiálisis, está garantizada y supervisada para que sea de calidad.

De acuerdo con un boletín, en relación a la protesta de un grupo de pacientes en hemodiálisis, de un total de 554, y sus familiares, que reciben el servicio en dos clínicas subrogadas,  el IMSS  informó que dicha institución de salud ha cumplido con los acuerdos establecidos en diversas reuniones con este grupo, que ha sido atendido directamente con el delegado estatal, Francisco Hernández Torres.

Agregó que realiza supervisiones periódicas a las empresas subrogadas que dan el servicio de hemodiálisis a nuestros derechohabientes y ambas cumplen con los estándares médicos establecidos.