ACAPULCO, Gro., 17 de julio de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores adelantó que el semáforo epidemiológico se mantendrá en color naranja para el estado durante las próximas dos semanas a partir del próximo lunes.

Sin embargo, subrayó que la pandemia no ha sido resuelta, pues los contagios continúan.

“Nos quedamos en el límite de quedar en el semáforo rojo, hay que valorar mucho esto y a los que han hecho su esfuerzo”, resaltó durante la transmisión para actualizar las cifras de coronavirus en la entidad.

“Estar en semáforo naranja no representa que ya libramos el problema de salud, no. Están los contagios, ahí están los fallecimientos”, señaló.

Recordó que existen topes máximos para el alojamiento en hoteles, para recibir a bañistas en las playas y a clientes en negocios como restaurantes, con las medidas sanitarias correspondientes.

Astudillo Flores indicó que la mañana de este viernes convocó a los presidentes de Acapulco, Chilpancingo, Zihuatanejo y Taxco para que colaboren para que la situación “camine mejor”.