CIUDAD DE MÉXICO., 18 de marzo de 2020.- El gobierno de México, mediante la Secretaría de Relaciones Exteriores, brinda asistencia y orientación a los connacionales que se encuentran en el exterior, con motivo de las medidas adoptadas por distintos países para hacer frente a la pandemia del Covid 19.

En el caso de los ciudadanos mexicanos en Perú, quienes se han quedado sin opciones de traslado de regreso a México, la SRE con el apoyo de las autoridades peruanas y las aerolíneas Aeroméxico e Interjet gestionó el envío de aviones a las ciudades de Lima y Cusco.

Este miércoles 18 de marzo llegarán dos aviones de Interjet a Lima. Al día siguiente, 19 de marzo, un vuelo de Interjet y otro de Aeroméxico arribarán a Lima. Ese mismo día dos aviones chárter aterrizarán en Cusco, donde no existen opciones de vuelos comerciales.

Los connacionales que aborden los vuelos en ambas ciudades serán retornados a Ciudad de México. Las aerolíneas darán preferencia a las personas mexicanas con boletos previamente adquiridos y a otros connacionales. Los vuelos chárter de Cusco serán gestionados por el Instituto Nacional de Migración y abiertos a las personas mexicanas que deseen regresar a territorio nacional.

Los itinerarios y logística se anunciarán oportunamente por las aerolíneas y la Embajada de México en Perú. Por la naturaleza de la coyuntura actual global, estos planes pueden sufrir cambios.

De igual forma, otras representaciones de México en el exterior trabajan para apoyar a personas mexicanas que enfrentan dificultades de viaje. En Marruecos, Egipto, Honduras, Colombia y El Salvador, entre otros, se apoya a un número considerable de viajeros a identificar rutas para su regreso. Otras personas y grupos de turistas permanecen en esos países y se continúan explorando alternativas, en un contexto de crecientes restricciones. También ha sido necesario realizar gestiones en destinos como Emiratos Árabes Unidos y Rusia.

En los principales puntos de tránsito en Europa, incluyendo Paris, Madrid y Londres, continúa el servicio regular de vuelos comerciales. La reducción en la frecuencia ha implicado en algunos casos ajustes y periodos de espera. El principal reto ha sido ayudar a obtener vuelos directos a quienes tenían contratados pasajes con escala en Estados Unidos.

La nota completa aquí.