ACAPULCO, Gro., 24 de octubre de 2016.- El vocero de seguridad, Roberto Álvarez Heredia, informó que ante el conflicto entre policías comunitarias, el gobernador Héctor Astudillo Flores ordenó que la Policía Estatal refuerce la seguridad y tome el control del valle de El Ocotito.

Quadratín Guerrero informó que unos 100 pobladores y policías comunitarios del FUSDEG bloquearon la carretera México-Acapulco para denunciar la irrupción de supuestos integrantes del UPOEG, a quienes acusan de querer apoderarse de puntos tácticos para el trasiego de droga en la Autopista del Sol

En conferencia de prensa del Grupo de Coordinación Guerrero, el vocero indicó que el gobierno estatal sobrevoló el área en busca de “situaciones de violencia y lo único que se detectó fue una camioneta con varios impactos de arma de fuego”.

Señaló que se trata de un conflicto entre grupos de policías comunitarias, las cuales remarcó “están orientadas a salvaguardar la seguridad y tranquilidad de los habitantes de una zona, pero en los hechos estamos observando que está ocurriendo lo contrario, estos grupos están provocando una situación de intranquilidad y zozobra entre los pobladores, prácticamente están sometiendo a los vecinos a los intereses de estos grupos de comunitarios”.

Por lo anterior, llamó a los involucrados a “que se sujeten a lo que establece la ley que sean respetuosos de los pobladores” y anunció que el gobernador Héctor Astudillo “ha instruido un reforzamiento de la seguridad en el valle de El Ocotito y la toma de control de esta región”.

De acuerdo con reportes, en el municipio de Xaltianguis suspendieron clases y convocaron a reunión urgente, derivado del mismo conflicto entre policías comunitarias.

Asimismo, siete patrullas de la Policía Estatal pidieron permiso para pasar de Tierra Colorada al poblado del Ocotito y otras siete intentan ingresar al pueblo de Tlayolapa, municipio de Juan R. Escudero, donde se reportó extraoficialmente que hay cinco muertos y al menos cinco heridos tras un enfrentamiento entre las dos policías de la UPOEG y el FUSDEG.

Las patrullas comenzaron a ingresar con previo permiso de los pobladores de Tierra Colorada quienes antes de darles el paso por la carretera federal México-Acapulco, les exigieron que apoyaran al FUSDEG y no a la UPOEG.