TULUM, QRoo, 22 de diciembre de 2019.- No necesitaron palos, ni aerosoles para hacer grafitis; tampoco hubo desmanes: con playeras, jeans, chanclas, shorts y sus ojos tapados con una cinta negra, indefensas pero valerosas, al ritmo del tambor y el olor del incienso, las mujeres cimbraron con su voz Tulum y Quintana Roo, desgarraron el clima de impunidad y violencia que día a día viven.

Denunciaron que “la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía” porque “el Estado opresor, es un macho violador”.

Ante decenas de turistas, ciudadanía, invitados y curiosos, que después del morbo al escucharlas endurecieron sus rostros, Un Violador en Tu Camino movió conciencias cuando el Colectivo Feminista Tulum recordó con una performance el feminicidio de Ericka Sánchez Basaldúa, en Quintana Roo, así como el de miles de mujeres en México y en el mundo.

La nota aquí.