Antonio Helguera Jiménez*

“La política es una actividad que requiere articular el equilibrio entre la gente, los expertos, los funcionarios y los profesionales de la política. Y estos últimos, los políticos, tienen un papel fundamental si tenemos en cuenta el tipo de actividad de que se trata”.

Daniel Innerarity. La Política en Tiempos de Indignación.

México vive un proceso de transformación política, social y económica que debemos entender y explicar. Desde el 1º de julio, fecha en que una gran mayoría de mexicanas y mexicanos optamos por un cambio político, se han presentado innumerables acciones que confirman este proceso transformador. La conformación de una nueva manera de hacer política en México es quizá el aspecto que mayores cambios ha suscitado en los últimos meses. Muchas críticas a las decisiones del actual gobierno federal parten de enfoques que ya no sirven para entender la realidad social. Por ello resulta fundamental que quienes tenemos la oportunidad de ejercer un cargo de elección popular asumamos esta responsabilidad de analizar y explicar esta nueva realidad de cara al Pueblo.

En el caso de Guerrero, esta nueva forma de ejercer la política tiene una mayor relevancia en virtud de las condiciones políticas y sociales de nuestro estado. La Cuarta Transformación impulsada por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, es la oportunidad histórica para que en Guerrero por fin se detone el cambio que tanto anhelamos las y los guerrerenses. Pero este proceso no será fácil ni sencillo. Requiere que la nueva forma de hacer política en el estado se sustente en una nueva ética pública, mayor rendición de cuentas y transparencia en nuestras decisiones. Estamos llamados a ejercer una nueva forma de hacer política.

Hacer una política diferente implica cambiar nuestras formas de entender la función del político en la actualidad. Hay quienes asumen que el político es aquel personaje que busca beneficiarse de la política y enriquecerse a través de su cargo o función pública. Esta visión, aunque predominante, no es la única. Otros perciben que los políticos solo creamos expectativas entre la gente para lograr espacios de poder, sin cumplir con dichas promesas. Esto es lo que queremos cambiar en la Cuarta Transformación.

Ejercer una función política, sea como represente popular o servidor público, implica una responsabilidad absoluta, porque muchas decisiones que tomamos en nuestros ámbitos tiene repercusiones en la vida de la gente. Por ello, requerimos de la opinión de especialistas y expertos en los temas, pero sobre todo de la sabiduría de la gente. Nadie sabe más sobre la problemática y la forma de solucionarla que la propia población. Esto lo escucho en los recorridos que hago en mi distrito y en cada rincón de Guerrero en el que he tenido oportunidad de estar con la gente. Aunado a esto, el otro factor fundamental de la nueva forma de hacer política es el apego a valores y principios éticos y democráticos como la honestidad, la austeridad y el bienestar general.

Tengo claro que como legislador debo asumir la responsabilidad de contribuir a mejorar el nivel de vida de los guerrerenses, y mi actividad ha estado encaminada a cubrir este objetivo. Sin embargo, por las condiciones políticas que imperan al interior del Congreso Local y en el estado, los avances no han sido suficientes aún, seguiré esforzándome para  lograrlos. Lo anterior nos obliga a responder: ¿Por qué a pesar del cambio a nivel federal la situación de nuestro estado no parece cambiar?; ¿por qué el gobierno parece distante y, como dice el presidente, parece un elefante perezoso, difícil de mover? Eso es lo que tenemos que explicar de manera transparente a la gente. Si bien la gestión de gobierno es una corresponsabilidad de los tres órdenes (federal, estatal y municipal), a ustedes les debe quedar claro quiénes no están cumpliendo con su responsabilidad en materia de seguridad, empleo, desarrollo económico, entre otras demandas de la población.

Reconociendo el gran papel que juegan los distintos medios de comunicación, desde los tradicionales como las redes sociales y el ciberespacio, nada sustituye la comunicación directa entre representantes y la población. A partir de esta fecha, estaré publicando de manera periódica análisis y reflexiones que hagan cada vez más transparente mi gestión como legislador. Función que no se limita solo a las iniciativas o puntos de acuerdo que se presentan en tribuna, sino a ampliar la perspectiva de análisis y reflexión a los grandes temas nacionales y su impacto en nuestra entidad.

Este ejercicio lo asumo como una obligación de rendición de cuentas y la transparencia que corresponde a mi cargo como representante popular. Esperando que las ideas vertidas en cada texto sean el pretexto ideal para abrir el debate e intercambio de ideas a partir de argumentos con todas y cada uno de ustedes, estimados lectores. Que sea este el espacio de una mayor interacción con la ciudadanía. Desde luego que tengo un pensamiento y me identifico con una ideología política. Que sea desde el contraste de ideas como logremos encontrar y compartir soluciones a los problemas de nuestro estado. Un intercambio de ideas con propuestas concretas. Iniciemos un diálogo y con ello hagamos comunidad.

*Diputado local por el distrito 22 y presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Guerrero.