ACAPULCO, Gro., 9 de julio de 2019.- El director y maestros de la primaria Ignacio Manuel Altamirano violaron la resolución del juez sexto de distrito, quien otorgó un amparo a dos padres de familia para que la clausura de sexto grado se realizará en el plantel, pues la realizaron en un salón de fiestas.

Los padres de familia, padrinos, invitados y alumnos llegaron desde las 9:00 de la mañana al salón La Cartuja, ubicado en la colonia Bellavista, donde se constató que había más de 35 mesas para las ceremonia cívica y religiosa.

En el salón privado se observó a los profesores de los tres grupos de sexto año y a padres de familia, quienes indicaron que el director Francisco Orlando Morales Gutiérrez se encontraba en el lugar revisando los últimos detalles de la ceremonia.

Minutos después de las 10:30 horas, llegó un sacerdote para oficiar una misa por los 78 niños que concluyeron la primaria, después comenzaría la ceremonia cívica y los festejos.

Pese a que eran los padrinos, al evento no acudieron el secretario general del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) David Martínez Mastache, el supervisor de la zona escolar 02 Ricardo Tacuba Parra, ni la alcaldesa Adela Román Ocampo, quien envió en su representación a la presidenta del DIF municipal, Adriana Román.

Por indicación de personal de la primaria, los guardias de seguridad del salón cerraron el acceso principal y sólo permitieron el ingreso a los estudiantes con sus padres, familiares y demás invitados. A fotógrafos de publicaciones de sociales no se les dejó entrar, pues les pedían un pase, mientras que a la prensa no se le permitió tomar fotos ni videos del evento.