CHILPANCINGO, Gro., 8 de julio de 2014.- La Comisión de Disciplina del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) analizará mañana miércoles si se suspende o no al juez federal José Neals André Nalda, para continuar con la investigación de los amparos que este juez concedió en los últimos seis años a favor de importadoras de vehículos usados cuando era titular del Juzgado Tercero de Distrito en Mexicali.

El año pasado, el juez André Nalda fue reasignado por el Poder Judicial de la Federación al Juzgado Décimo de Distrito en Chilpancingo, Guerrero.

De acuerdo a información generada en Mexicali, Baja California; la Comisión de Disciplina establecerá si el juez André Nalda participó en una red de tráfico de influencias encabezada por políticos en Baja California y a nivel nacional, entre los que se cuentan legisladores, funcionarios de la Administración General de Aduanas y del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El jefe del SAT, Aristóteles Núñez Sánchez, reconoció el pasado 23 de mayo en esta frontera que en la promoción y operación de juicios de amparo para la importación de vehículos usados están involucrados funcionarios y ex funcionarios de diferentes instancias de Gobierno, de acuerdo a una investigación en manos de la Procuraduría General de la República.

Por el uso de estos amparos, las comercializadoras cobran entre el 20 y el 30 por ciento de los impuestos que corresponden a una importación de automóviles con base en las disposiciones hacendarias vigentes desde el 2009.

En promedio, el uso de un amparo para importar un vehículo usado asciende a los 600 dólares.