CIUDAD DE MÉXICO, 25 de enero de 2019.- El Banco de México (Banxico) informó sobre su presupuesto correspondiente al ejercicio de 2019, estructurado en tres mil 179.1 millones de pesos de gasto corriente y 301.5 millones de inversión física.

De acuerdo al informe remitido a la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Senadores, el presupuesto del banco central está estructurado en dos apartados: gasto corriente e inversión física no relacionados con el mandato constitucional de proveer de billetes y monedas a la economía.

El Banxico estima inflación (INPC) diciembre/diciembre de 3.3 por ciento y deflactor del producto interno bruto diciembre/diciembre del 3.9 por ciento para el ejercicio fiscal 2019, y un tipo de cambio de 19.67 pesos por dólar estadounidense.

El gasto corriente comprende el pago de remuneraciones, impuestos y aportaciones de seguridad social, y servicios al personal, así como los gastos de carácter administrativo en que incurre el Banxico, para el cumplimiento de sus funciones.

La inversión física comprende la adquisición, construcción, ampliación, adaptación y mejoras de bienes inmuebles, así como la adquisición de maquinaria, mobiliario, equipo y vehículos.

Integrado por los mismos conceptos de Gasto Corriente e Inversión Física, que de manera exclusiva están relacionados con la producción, distribución y recolección de billetes y monedas, así como a la adquisición de metales.

La elaboración y aprobación del Presupuesto del Banco de México, se realizó con base en los indicadores macroeconómicos establecidos en la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación, y supuestos definidos por la propia Junta de Gobierno de este Banco Central.

Más información aquí.