MORELIA, Mich., 13 de junio de 2018.- Sí se borra el lápiz negro que proveerá el Instituto Nacional Electoral (INE) a los ciudadanos para marcar la boleta electoral el primero de julio, y aunque la autoridad descarta un punto ciego en que terceros puedan manipular los votos, que en todo caso serían anulados, no estará prohibido llevar su propio marcador, de tinta no corrediza ni traspasable.

Durante la muestra del material electoral presentada por la Junta del INE en Michoacán este miércoles, el vocal ejecutivo David Alejandro Delgado Arroyo dio cuenta de las características físicas del líquido indeleble, marcadores especiales y boletas electorales utilizados desde 1987 bajo supervisión académica y científica para garantizar su invulnerabilidad.

Como parte de la presentación para comprobar la invulnerabilidad del material, los representantes de los partidos políticos realizaron un simulacro de voto sobre boletas muestra, les fue marcado el pulgar con líquido indeleble y trazaron el papel seguridad.

Posteriormente, representantes de los medios de comunicación intentaron borrar con una goma escolar común el voto emitido sobre la boleta muestra, lo que lograron sin ninguna dificultad. Lo que sí fue imposible fue borrar del pulgar el líquido indeleble.

En posterior entrevista, tras comprobar que sí se borra el marcador sobre la boleta, dejando apenas muestra del trazo, pero siendo evidente el daño en la boleta, el vocal del INE dejó claro que en todo caso sería anulado ese voto, pero aseguró que no existe ningún punto ciego en que terceros puedan manipular las boletas a las que, una vez colocadas en la urna, sólo accederán los escrutadores ciudadanos seleccionados por sorteo.

A pregunta expresa, señaló que los ciudadanos pueden llevar el instrumento que quieran para votar, pero será bajo su responsabilidad, ya que subrayó que lo que el crayón garantiza es que la marca no sea escurridiza o traspasable, lo que también sería factor de nulidad.

La nota en Quadratín Michoacán.