Virrey, Amílcar I, intocable  

Si se hace un recuento global sobre los yerros perpetrados por el súper delegado federal -Virrey- Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, de los últimos 46 días de su espuria monarquía, la siniestra Comisión Nacional de (des) Honestidad e (in) Justicia de Morena, ya lo hubiese expulsado de ese partido. Son muchos los garrafales errores de “su Alteza” Amílcar I. Veamos:

1.- Amílcar, como ex Coordinador de la fracción mayoritaria de Morena, de manera ventajosa, perversa y premeditada aplicó táctica retardataria para que el pleno del Congreso no asignara y nombrara  Comisiones, los Comités y Direcciones; se violaron términos y la propia Ley Orgánica del Poder Legislativo.

2.- Sin ser Coordinador del Congreso, Amílcar I, boicoteó y metió mano al Presupuesto de Egresos de Guerrero; contrató al zeferinista Carlos Álvarez Reyes, ex Secretario de Finanzas, para que hiciera reajustes y reasignaciones al presupuesto al gusto del súper delegado. Además, ordenó que diputados de Morena no se presentaran a la última sesión del 31 de diciembre del pasado año donde sería aprobado el dictamen del Presupuesto de Egresos. Sólo por orden de Gobernación -Olga Sánchez Cordero- a los diputados de Morena no les quedó otra: Aprobar el dictamen. Ese raund lo ganó el gobernador Astudillo.

3.- Amílcar, estuvo a punto de provocar una gran crisis cuando trató de dejar sin presupuesto a Guerrero, afectando a las instituciones, incluyendo la UAGro. Y lo peor: intentó poner de rodillas a las instituciones. El “señor del gran poder”, trató de desestabilizar a Guerrero, exhibiendo soberbia pero a la vez torpeza. El Subsecretario de Gobernación Zoe Robles, lo puso en su lugar. Por eso, Amílcar le tiene odio al gobernador Astudillo. “Su Alteza” quería una partida por mil 200 millones de pesos, para sus proyectos políticos. ¡Se quedó con las ganas!

4.- Como todo chilango vengativo, Amílcar I preparó el abucheo contra el gobernador Astudillo, el pasado viernes 11 de Tlapa. Mandó a sus huestes de Morena –Ciervos de la Agresión- frente al templete donde se encontraba el presidente AMLO junto con el gobernador Astudillo, para abuchearlo con gritos y rechiflas. Habrá que reconocerle a Amílcar: Es bueno para sembrar el odio, rencor y caos; destruye, no construye, en su enfermiza ambición de más poder. No está satisfecho el Virrey, quiere la silla de Astudillo.

5.- “¡Vete de aquí, lárgate, pinche vieja tarada!” -le espetó en la cara- el “machito”  misógino Sergio Montes Carrillo, representante ante el IEPC, a la diputada Erika Valencia Cardona, del partido Morena, porque se atrevió a declarar que el Amílcar I, “generaba un ambiente de conflicto”. Esto fue cuando “su Alteza” boicoteaba y  manoseaba el dictamen de presupuesto. “Pinche vieja tarada”, le dijo Montes Carrillo a la legisladora de Morena en presencia del diputado Luis Saucedo, también esbirro de Su Alteza Amílcar I. Todo  ocurrió dentro del Congreso.

6.- ¡Oh, sorpresa!… A dos semanas de que la diputada Valencia Cardona fuera objeto de insultos, violencia de género y más ilícitos por parte de Montes Carrillo, súbdito de Amílcar I, el Tribunal de la Santa Inquisición de Morena, le ¡aplica una amonestación pública!… Aunque ustedes no lo crean. En vez de que amonesten al Virrey Amílcar I; a su achichincle Sergio Montes y al diputado Saucedo, por alcahuete y permitir que insulten a una dama. ¡El Virrey, es intocable!

6.- Tras el montaje que perpetró Amílcar I en Tlapa, fue a la CDMX para  lloriquear y decir “su verdad”. Fue a “rajarse” con su hermana Eréndira y con su cuñado John Hackerman (gringo que le habla al oído a AMLO). Amílcar, inventó que se reunió con el presidente AMLO, y hasta mandó a medios y redes foto-montajes donde aparece no sólo con el “jefe de jefes” sino con la titular de Segob, Olga Sánchez Cordero, abrazando a ambos. También publicitó fotos viejas de la pasada campaña.

7.- Lo que se percibe, es que varios  diputados de Morena, no están dispuestos a que el Virrey Amílcar I, los siga viendo como vasallos, y menos que los ningunee o pendejee. La diputada Erika Valencia Cardona, es víctima de abusos de “su Alteza” Amílcar I, quien permite que sus súbditos insulten a legisladores. La diputada Valencia Cardona, está en su derecho para acudir ante cualquier instancia y defenderse por la vía legal. “Pablo Amílcar es un cáncer para AMLO; lo afectará, no le ayuda en nada”, manifestó indignada la legisladora, quien es objeto de represión por parte del intocable Virrey Amílcar I, y sus esbirros.

Fiscalía: no privaron de libertad a maestro

Nunca estuvo privado de su libertad ningún catedrático de la Preparatoria 1 de la Uagro, de Chilpancingo.

Lo que ocurrió, fue que un policía ministerial irrumpió armado a ese plantel, por ser tutor de un alumno.

Se trató de un conflicto entre un maestro con el tutor -agente ministerial-, sin llegar a mayores. El hecho provocó inquietud entre la población escolar y personal docente.

El Fiscal General del Estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, instruyó a Contraloría aplicar el procedimiento: El agente causó baja.

El agente ministerial Miguel “N”, fue puesto a disposición de la instancia jurisdiccional. Dicho agente policiaco, tiene oportunidad de defender sus derechos laborales; alegar lo que a su derecho convenga, como siempre ocurre… Punto. [email protected]