CHILPANCINGO, Gro., 10 de junio de 2018.-El candidato a alcalde de Chilpancingo de la coalición Por Guerrero al Frente, Antonio Gaspar Beltrán advirtió que tomarán la ley por sus propias manos si las autoridades electorales no actúan ante las denuncias de delitos que van al alza.

“Le queremos decir a la autoridad electoral, a la Fepade, que si no hacen su trabajo de investigar y atrapar a esa gente que en flagrancia comete delitos electorales vamos a tomar la ley nosotros mismos, por nuestra propia mano”, apuntó.

Dijo que para ello ya se integran brigadas ciudadanas que harán lo que las autoridades no hacen. Entre sus planes de acción está el detener a los vehículos que transporten dádivas y enviarán los productos a aquellas comunidades en las que más haga falta.

Indicó que el sábado en Palo Blanco comenzaron a llegar tráileres de cemento y camionetas con despensas, por lo cual consideró que el gobierno estatal “ahora sí se está poniendo las pilas”.

Sin embargo dijo que será denuncia pública porque ven difícil que las personas digan lo que les entregan.

Por otra parte, como parte de sus declaraciones, Gaspar Beltrán exigió a las autoridades que se investigue la detención de tres hombres, uno de ellos del Ayuntamiento, quienes iban a bordo de una camioneta de lujo y les decomisaron casi tres millones de pesos y armas. Sobre ello, se desmarcó que pudieran tratarse de recursos para su campaña como, dijo, lo señaló el dirigente del PVEM Arturo Álvarez Angli.

Señaló que cuando la camioneta fue detenida circulaba rumbo a Acapulco por lo que “se entiende que los recursos iban para Acapulco”.

Sostuvo que además se han mencionado a dirigentes de partidos, pero no se ha precisado que del PRD, ante lo cual consideró que se trata de guerra sucia ante la derrota ya anunciada del PRI.

El candidato dijo rechazar y repudiar esos actos, porque a su decir, no abona a la contienda limpia que dijo que lleva a cabo el Frente.

Reiteró que se debe investigar porque saben que en Chilpancingo ya se comenzó a repartir dinero y aunque no mencionó a algún partido, consideró que el decomiso iba a Acapulco para el mismo fin.