ACAPULCO, Gro., 2 de mayo de 2019.- El secretario de Organización de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) del puerto, Roberto Ceballos Martínez, dijo que con sus declaraciones, el secretario del Trabajo Óscar Rangel Miravete sólo exhibió su ignorancia.

Quadratín Guerrero informó que el funcionario estatal reprobó la toma del templete en el desfile del Día del Trabajo por miembros de la CETEG y cuestionó si de verdad eran maestros, pues no escuchó demandas y sólo vio “porros con la clara intención de agredir. Vi a personas embozadas, con una altura superior a la media, armados con garrotes y alambre”.

“Entendemos que el estado ha buscado por muchos medios desacreditar el movimiento magisterial, cuando en el estado se encuentra gente sin conocimiento, gente neófita que no sabe sobre el asunto que es el lado educativo, puede decir cualquier cosa. Lo único que demuestra es la ignorancia sobre el tema, sobre los asuntos que venimos trabajando desde hace ya varios años, el que realmente se exhibe de tal manera es él, es una persona ignorante del asunto”, expresó.

En entrevista cerca de la glorieta de La Diana, donde unos 40 maestros repartían volantes a los automovilistas, Ceballos Martínez aseguró que no consideraban las declaraciones ofensivas, ya que desde el 2013 han recibido una persecución intensa por parte del gobierno, pero reconoció que les preocupan.

“Declaraciones de personajes como la de ese tipo no nos inmuta, preocupa porque lo hace ante los medios de comunicación y se difunde, pero nuestros padres de familia, la ciudadanía y los niños tienen claro conocimiento de lo que estamos haciendo, del porqué hemos llegado a este punto. Hemos privilegiado el diálogo sobre todas las cosas, pero cuando el estado se cierra y hace oídos sordos de nuestras demandas, no queda de otra”, indicó.

De lo ocurrido el miércoles en el Zócalo, cuando integrantes la CETEG reventaron el desfile del Día del Trabajo, el docente informó que no han dialogado con la alcaldesa Adela Román Ocampo y no les interesa ni lo están buscando. “Sabemos que el problema es a nivel estatal y federal, sin embargo, lo que ocurrió ayer es una manifestación más del descontento que existe en el magisterio democrático”, concluyó.