ACAPULCO, Gro., 7 de marzo de 2020.- El decano de la Unidad Académica de Medicina de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), Edmundo Dantés Escobar Habeica, exigió la expulsión del director de la escuela, Bulfrano Pérez Elizalde, tras la golpiza que le dio el jueves pasado en un salón de clases, frente a más de 155 testigos.

El ex secretario de Salud durante el gobierno interino de Rogelio Ortega Martínez, fue dado de alta la mañana de este sábado tras permanecer internado dos días.

En silla de ruedas, con collarín y la cabeza vendada, Escobar Habeica ofreció una conferencia de prensa en la cual aceptó cualquier sanción que las leyes, tanto civiles como universitarias y sindicales le impongan.

Se dijo “profundamente inconforme por la actitud golpeadora” del director y anunció que solicitará al Consejo Universitario la aplicación de la ley  “con todo rigor” a quien resulte responsable del añejo conflicto entre ambos líderes políticos de la institución.

Contó que el director fue quien lo agredió primero el jueves a las 9:00 horas, pues le advirtió antes que, ese “asunto” lo arreglarían “a chingadazos”.

Tal escena, narró, fue atestiguada por el asistente de los docentes en el área, Óscar Pérez Gómez, quien contuvo a Bulfrano Pérez luego de que él había caído al piso y recibía la golpiza.

El catedrático negó haber estado alcoholizado mientras impartía clases o de haber provocado al director, como aseguró este último en un comunicado.

Negó también ser militante de algún partido o corriente política dentro de la Uagro.

“Lo que yo he defendido siempre es el respeto al trabajo, a la educación, a la docencia, al aprendizaje. Ya en el pasado he tenido enfrentamientos y los acepto, los asumo, pero por defender a los alumnos”, declaró.

Escobar Habeica añadió que la Fiscalía general de Guerrero abrió una carpeta de investigación, al igual que la Coordinación de Asuntos Jurídicos de la Uagro, en la que registraron su declaración de hechos.