ACAPULCO, Gro., 10 de junio 2016.- La familia acapulqueña que se encuentra varada en Argentina con su hijo en coma reprochó que aún no cuenta con el apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En conversación telefónica con Quadratín Guerrero, Jaime Tello Cisneros, padre de la familia varada en aquel país de Sudamérica dijo que la salud de su hijo Miguelito de 5 años se encuentra “a la deriva”.

Recalcó que si bien no es obligación de la canciller Claudia Ruiz Massieu otorgarles recursos económicos,  debiera cerciorarse de que “se reciban todos los medios; no basta con pedir un informe (de) si estamos bien o estamos mal, porque es obvio que estamos mal”.

Jaime Tello expresó que Ruiz Massieu ha asegurado que “estamos debidamente atendidos” lo cual rechazó, y apuntó que con “la Cancillería no ha habido comunicación”.

Sin embargo, aseguró que ha habido solidaridad por parte de los acapulqueños a través de las redes sociales con la organización de rifas o eventos deportivos, y que en la cuenta de los donativos ha recibido aportaciones para la rehabilitación neurológica de su hijo.

Asimismo Jaime Tello agradeció a Quadratín Guerrero por retomar su caso ya que subrayó que ha sido el único medio que le ha dado seguimiento.

Expresó que su hijo no puede viajar por más de dos horas durante los próximos cuatro meses debido a las anteriores operaciones, por lo cual su rehabilitación tendrá que ser en una clínica especializada en Buenos Aires y posteriormente ser trasladado a la Ciudad de México.

Quadratín Guerrero informó sobre el caso de la familia acapulqueña que se encuentra varada desde el pasado 23 de marzo en Argentina, debido a un accidente carretero durante una excursión, hecho que provocó que el menor quedara en terapia intensiva, sin que la aseguradora de la agencia de viajes que contrataron se hiciera cargo. Ante ello la familia solicitó ayuda al gobierno mexicano para la rehabilitación neurológica del niño.

Asimismo en el Congreso local, el diputado de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía Berdeja propuso un exhorto para que la Secretaría de Relaciones Exteriores solicite al gobierno argentino que responda a la familia.